Blogia
Paperback Writer

Mas reflexiones sobre Twitter

Queridos lectores, venía a hablar de mi actividad en twitter y de lo que supone para mi esa red, pero creo que a estas alturas sería injusto hacerlo sin dar un acceso al canal que tengo allí, para que podáis saber que es exactamente lo que digo allí.

http://twitter.com/enderodiat

El último acontecimiento en twitter que ha ocupado mis pensamientos es el que la televisión y otros medios han decidido bautizar como "Holocausto Vigalondo" y del que no me cabe la menor duda de que dejará tanto nuestras memorias como la programación televisiva en un corto periodo de tiempo. Porque en el fondo no ha sido un acontecimiento importante, solo ha llamado la atención. Siquiera pienso que su protagonista, Nacho Vigalondo, vaya a verse afectado por esto en un futuro. Aún así, gracias a este episodio, han quedado demostradas algunas realidades, y por eso me gustaría desahogarme un poco por aquí.

Todo empezó cuando hace unos días, este señor usó twitter para hacer chistes malos sobre el holocausto. También hizo otros, pero los del holocausto fueron los mas numerosos. Fue muy curioso que respondiera, en un primer momento, llamando gilipollas sin sentido del humor a todos los que lo insultaron por los chistes. Un insulto no es mas que una falacia, cuando el tema va de opiniones y de porque se debe o no se debe decir algo. De ahí que, por mi parte, todos los que esa noche se dedicaron a insultar a Vigalondo no aportaron nada en realidad.

Es difícil resumir en unas lineas todo lo que se ha aportado en twitter sobre este asunto desde ese día. Recomiendo a los lectores que os paséis por la página y obtengáis la información de lo ocurrido de primera mano. El canal de Vigalondo es este, y requerirá algo de indagación el llegar hasta la información que remito, pues es de hace unos días y ya se ha quedado atrás:

http://twitter.com/Vigalondo 

Cuando todo esto sucedió yo me quedé un poco pasmado. Poco me costó darme cuenta de que se trataba de chistes y de que Vigalondo no estaba siendo, de ninguna manera, revisionista (uno de los "chistes" decía que el holocausto fue un montaje). Pero pensé: que montón de gilipollez. Lo primero que me vino a la cabeza fue, este señor esta tratando de quedar como un extravagante, demostranto vete a saber que tontería. Ese día no me vi en la necesidad de decir nada, pues pensé que los hechos hablaban por si solos. Hoy no ha sido así. Hoy, tras algún que otro rato de reflexión y de conversación con mis amigos, he decidido aportar mi opinión a todo este respecto en twitter. He escrito lo siguiente dirigiéndome a Vigalondo.

@Vigalondo a mi no me ofenden las bromas sobre el holocausto. Pero pensar que sentirse mal ante ellas es no tener humor... Es absurdo.
@Vigalondo dirás lo que quieras, pero esto ha sido una maniobra chapucera para ganar en extravagancia y popularidad.Si se me permite opinar.
@Vigalondo eso sí, la tele y los periódicos van a la carnaza, porque carecen de su propio material. Es síntoma de extinción, a mi entender.
@Vigalondo yo creo que has cometido un error y punto.No entro en valoraciones.Un saludo, y gracias por la atención si es que la he recibido.

La verdad es que me he quedado bastante sorprendido al ver que Vigalondo me contestaba. Será porque soy novato en el uso de esta herramienta y apenas me he dirigido a gente tan solicitada en la red como este hombre. La contestación ha sido la siguiente.

@enderodiat Opina, que es lo que hace todo el mundo. Yo lo explico todo en mi blog. Pero ya no aspiro a que cambies de idea. 

La indiferencia y el resquemor en la contestación me han dejado, en un primer momento, algo disgustado. Luego he comprendido que este señor lleva muchos días leyendo opiniones, insultos, y demás comentarios sobre lo mismo y debe estar hasta los mismísimos.
A pesar de todo, he leido su blog. Y eso que el no me lo ha pedido directamente. Yo pensé que con leer sus tweets ya estaba suficientemente informado como para opinar. Esto debería haber sido así, ya que es de lógica y de retórica que yo atienda solamente al canal donde todo empezó. Pero twitter tiene una peculiaridad que, tanto resulta incómoda a veces, como tal vez permita su propia existencia y popularidad: no se pueden usar mas de 150 caracteres en cada aportación o tweet. Así que, sabiendo esto, he leido el blog de Nacho Vigalondo, en concreto la entrada "Holocausto Vigalondo" con ilusión. Aquí lo dejo, y recomiendo también su lectura.

http://blogs.elpais.com/nachovigalondo/ 

Es impresionante, verdaderamente increíble, lo mal que han quedado casi todos los medios que han participado en la discusión. Esta es, en definitiva, la única lectura que saco del asunto y el motivo de que publique esta entrada. Se ha malversado la información. Se sabe que se ha malversado porque esta demostrado. Vigalondo tiene razón en que muchos medios no se han molestado ni en leer su twitter, sino que directamente han leído lo que otros decían y han presentado la información como si de primera mano se tratase. Es que es para llevarse las manos a la cabeza. Esta malinformación ha hecho estragos. Hay una verdadera masa de gente que asiente e insulta cada vez que la televisión menciona los hechos. Gente que ni siquiera sabe que se trataba de una broma. Leyendo el blog se entenderá a la perfección.
Por otra parte, el hecho de que la televisión y muchos periódicos usen cada vez mas lo ocurrido en twitter para llenar espacio, es bastante notable. Yo pienso que esto es así porque twitter, simplemente, gusta mucho, y por naturaleza mas que la propia televisión. Twitter está bien, ya lo expliqué cuando hablaba de Reverte, y la televisión solo actúa como un ente carroñero. Creo que este es el primer paso hacia al desplome de la misma. Pido a mis lectores o a quien sea, que se tome conciencia de esto. Yo soy crítico a mas no poder con lo que se dice por televisión. No queda otro remedio. Tengamos cuidado, amigos.

Esta entrada la publico para fomentar el uso de Twitter, tanto de forma participativa como pasiva. Creo que cuando nos hablan de algo que ha pasado en internet, debemos recurrir a internet para contrastarlo. Podemos hacerlo, está a nuestro alcance. No es como cuando nos hablan de algo que ha pasado en otro país. Internet está en casa, señores.

Y eso es todo lo que quería decir. Si a alguien le interesa saber como ha quedado mi opinión sobre el hecho en sí después de todo esto, pienso que fue un error por parte del director. No creo que todo forme parte de un guión, él señala en su blog que eso sería absurdo y yo lo creo. Es obvio que esa actuación no estuvo muy meditada. Intuyo que nació de algún tipo de anhelo por ser extravagante y sentirse, en cierta forma, por encima de sus lectores. Aún así, y con mas razón una vez que la disculpa esta escrita, eso no significa que haya que crucificar a nadie, no es justo. Todos hacemos el bobo alguna vez, un servidor el primero. Y yo, en el lugar del director, estaría bastante afectado. Vamos, pasando un mal trago. Así que si Nacho Vigalondo me lee (ahora se que eso es posible) le daré desde aquí los ánimos de un inexperto universitario informático.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Josep Brâut -

Nacho Vigalondo ha hecho algo muy patético: ir de enfant terrible pasados los 30.
El humor étnico tiene gracia cuando formas parte de algun colectivo implicado (el iba de maketillo en la la UPV y EITB, y de baskorro en Madrid), pero a este pijo de Cantabria, la Shoah le pilla lejos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres