Blogia
Paperback Writer

Londres

Londres

-Les recordamos que en este vuelo, y en cualquier otro de esta compañia, no está permitido fumar en ningun momento del trayecto. Que tengan un buen viaje.
Y el avión despegó, y pude ver como el aeropuerto se iba haciendo mas pequiñito y despues, como las nuebes dibujaban formas en relieve por su parte de arriba... y me quedé dormido.
El avión volaba hacia Inglaterra, uno de los reinos mas fuertes de la historia, en su mayoría debido a su dominio maritimo y como no, a los ingleses. Los ingleses son personas muy raras; el cincuenta por ciento de ellos son blancos como el arroz y la otra mitad son negros. Los primeros no pueden tomar el sol (aunque les encanta), porque a nada que lo hacen se ponen rojos como gambas, que es lo mismo que les pasa cuando hacen ejercicio. Por otra parte, los ingleses (en su mayoria) suelen ser amables con los turistas y ,ademas, aman la comida basura.
Entonces alguien me tocó el brazo y me desperté. El avión estaba aterrizando. Nada más bajar noté que el clima incles no se correspondía para nada con el español, es mas, hacía mucho mas frío que en Pamplona. Nos alojamos en un bonito hotel en frente del parlamento (al otro lado del Támesis) donde nada mas llegar nos echamos a dormir.
Mi segundo día en Londres no fue precisamente como un paseo en barca. Por la mañana tomamos un "Big red bus" que se suponía que debía llevarnos al centro. Tras bajar de este y comprovar que no sabíamos donde estabamos, cogímos el metro y.... bueno, se podría decir que este ultimo nos hacercó bastante. Tras andar un rato y divisar el edificio que parece un pene, decidimos ir a un mercadillo moro que según el plano, debía estar por allí cerca.  Allí fue donde me compre un CD de recopilacion de un tal Bob Marley.
Poco despues fuimos a comer a china town. En muchas ocasiones he comido comida china pero... ¿Alguna vez he comido en un restaurante chino para chinos? Analice mi base de datos rápidamente... No, jamás lo había hecho. Como no endentíamos nada, mi padre decidió tras mucho pensar que lo mejor sería pedir uno de esos menús para muchas personas y punto. Así lo hicimos.
La tarde nos la pasamos andando por ahí (que es lo que haríamos el resto de días). London es una ciudad como Madrid pero en grande, salpicada de edificios preciosos. Es una ciudad que recuerda a Sherlock Holmes, a James Bond y devez en cuando, a los Beatles.

Los días posteriores visitamos la torre de Londres, el museo de la ciencia de Londres, el barrio Nottin Hill, una noria gigante que han puesto a las orillas del Támesis, etc, etc. Aunque de todos estos famosos lugares, el que mas me sirvió fue el museo Británico, donde se confirmaron mis sospechas: los ingleses son los ladrones de la historia. Es más, incluso parece ser que estan orgullosos de ello porque allí, en el museo, exponían cosas de todas las partes del mundo: Desde los esculpidos del partenón, en Atenas, hasta esfinges egipcias que Napoleón se encargó de traer.
Por cierto, la foto no la he sacado yo, pero en cuanto pase las que sí al ordenador, colgare una.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

mce79 -

\"Los ingleses son los ladrones de la Historia\",

:-DDD

Me ha encantado esta conclusión.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres